Universo Humano

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Banner
Banner

Leche de vaca, veneno letal

Correo electrónico Imprimir

Por Hugo Robin 

Bigotes de leche en actores, imágenes de vacas felices y la leyenda ficticia de que necesitamos el contenido de calcio de la leche, entre otras cosas, nos han llevado a consumir lácteos en exceso, los cuales se encuentran deteriorando nuestra salud en gran escala.

Muchas enfermedades se encuentran atribuidas al consumo de leche y sus derivados. De hecho, los lácteos se encuentran ubicados dentro de los 8 alimentos más alérgenicos para el ser humano. Pero, ¿por qué resulta ser tóxica la leche?

Todo comenzó hace aproximadamente 60 años cuando la forma de crianza natural de la res fue modificada por una artificial. A mediados del siglo XIX, la vaca promedio proporcionaba aproximadamente solo 2 litros de leche al día.

Para el año de 1960, el rendimiento de la vaca era de alrededor de 9 litros al día por animal. El día de hoy, gracias a las nuevas técnicas de crianza artificial del animal, tal y como lo son el uso de antibióticos, la selección genética de la cría, el cambio a consumir cereales genéticamente modificados en lugar de pastura, y el uso de hormonas de crecimiento, han hecho que la vaca actual proporcione hasta 50 litros de leche al día, con la vaca promedio proporcionando alrededor de 8,760 litros al año o 24 litros por día. Resulta impresionante el saber que bajo las leyes de la naturaleza una vaca promedio proporcione únicamente alrededor de 2 litros de leche al día y que el día de hoy, bajo las leyes de lo artificial, de lo modificado genéticamente, la vaca promedio llegue a proporcionar 24 litros de leche al día pudiendo llegar a proporcionar hasta 50 litros.

Enfermedades causadas por el consumo de lácteos convencionales
Obviamente, esta alteración del proceso natural tiene sus consecuencias, y actualmente estas consecuencias se están viviendo en la forma de diabetes, cáncer, tumores, leucemia, obesidad, enfermedades del corazón y algunas otras más. Cuando nosotros consumimos una leche así, pasa lo siguiente:

Los antibióticos administrados se absorben en la carne del animal y también van a parar a la leche. Cuando consumimos cualquiera de las 2 partes del animal, estos antibióticos llegan a matar parte de nuestra flora intestinal benéfica, aquella flora intestinal que se dedica a protegernos. Al hacer esto, nuestro sistema inmunológico queda desprotegido y la presentación de enfermedades como lo son la gripe, la tos, un resfriado y las alergias, se presentan de manera frecuente y cada vez más severas. También, ese desbalance de flora intestinal causa que se desarrollen hongos dentro de nuestro cuerpo tal y como lo resulta ser la cándida (algo parecido a la famosa  solitaria), un hongo que se alimenta principalmente de lo dulce, de los azúcares, y que tiene como consecuencias enfermedades de la piel como lo son el acné, psoriasis, eccema, hongos, cáncer, etc.

También, los cereales que las vacas manipuladas genéticamente de hoy en día consumen, han llegado a incrementar de forma extravagante el contenido de grasa corporal del animal. Una vaca consumiendo pastura (el alimento intencionado por la naturaleza para este animal) posee alrededor de un 18-20% de grasa corporal. Una vaca que come granos y cereales posee alrededor de un 42-44% de grasa corporal. Quiere decir que la vaca criada convencionalmente tiene más del doble de grasa debido a que el alimento consumido no es el indicado.

El punto más importante a manejar en la crianza artificial de la res, son el uso de hormonas de crecimiento. La hormona de crecimiento administrada en estos animales posee el nombre de rBGH, según su nombre en inglés. El uso de esta hormona incrementa a manera fuera de serie, la cantidad de leche que es producida por la res. Sin embargo, esta hormona conocida con el nombre de rBGH, incrementa los niveles de una hormona poderosa de crecimiento producida por la res llamada IGF-I, la cual resulta ser un factor clave en el desarrollo de cáncer. También, se sabe que esta última hormona (IGF-I) destruye a las células beta del páncreas, aquellas células que se encargan de producir la insulina. Esto solo quiere decir que cada vez que nosotros tomamos leche producida por una vaca criada convencionalmente (a manera artificial), estamos ingiriendo una sustancia que nos va a provocar la destrucción de aquellas células encargadas de producir insulina, la hormona necesitada para controlar los niveles de azúcar del cuerpo. En otras palabras, el tomar leche de vaca puede (y esta causando) diabetes.

Espera, aún hay más
Otros puntos importantes a manejar sobre la leche que satura nuestros mercados, es el aplicado de las técnicas de pasteurización o ultra pasteurización y/o homogenizado. Las técnicas de pasteurización o ultra pasteurización son técnicas aplicadas al alimento para librarlo de bacterias, gérmenes, virus, parásitos y cualquier otro agente patógeno que nos pueda enfermar. Sin embargo, estas técnicas degradan y destruyen gran parte de los nutrientes contenidos en la leche. En este caso, una leche pasteurizada carece de gran parte de las vitaminas y minerales propias del alimento además de las enzimas digestivas, sustancias que nos ayudan a digerir los alimentos para facilitar nuestra propia digestión y la salud de nuestro sistema digestivo. Una leche ultra pasteurizada es aún peor, esta de plano no contiene ningún nutriente vitamínico y enzimático, solo unos cuantos minerales han sobrevivido.

¿Qué tan malo resultan ser estos 2 procesos? Bueno, déjenme lo pongo de esta manera: un vaso de leche bronca (cruda) se puede digerir en aproximadamente 40-60 minutos debido a que contiene enzimas digestivas para ello. Un vaso de leche pasteurizada o ultra pasteurizada se puede tardar en digerir hasta aproximadamente 8 horas debido a que carece de las enzimas digestivas encargadas para ello. Resulta ser enorme la diferencia. Claro que alguno de ustedes en este momento estará diciendo: es necesaria la pasteurización o ultra pasteurización del alimento porque si no nos podríamos enfermar por alguna bacteria o agente patógeno que la leche pueda contener. Pues déjenme decirles una cosa, este tipo de pensamiento es precisamente lo que las industrias alimenticias, influenciadas por las industrias farmacéuticas, nos quieren hacer creer. Realmente no se necesita el uso de estas técnicas si la res es criada y tratada de manera natural y adecuada.

Además, en unos estudios de laboratorio se llevaron a cabo unas pruebas en las que, en muestras de leche de vaca, a las cuales se les aplicaron diferentes virus tal y como lo fueron ántrax, E. Coli, varicela y algunos otros, con el motivo de probar si las propiedades de la leche realmente eran capaces de lidiar con este tipo de organismos sin la necesidad de una ayuda externa. Dejaron pasar toda una semana y los investigadores terminaron sorprendiéndose cuando al final de la semana se dieron cuenta que la leche se encontraba en buen estado habiendo combatido completamente a los virus administrados. Los investigadores concluyeron que una sustancia contenida en la leche de vaca, de nombre lactoperoxidasa, es lo suficientemente poderosa para combatir los virus, bacterias, gérmenes y parásitos más fuertes que hay en la actualidad. La verdadera razón por la cual la industria de los lácteos pasteuriza o ultra pasteuriza la leche es para prolongar el tiempo de caducidad del producto puesto que al hacer esto, la ganancia de ellos resulta ser mucho mayor.

Finalmente, una leche que diga homogenizada, es una leche a la cual se le han degradado las partículas de grasa a su más mínima expresión (para poder incorporar vitamina D sintética entre otras cosas) y esto como consecuencia genera una sustancia conocida con el nombre de OX (xantina oxidasa) la cual resulta ser una veneno letal para nuestra salud cardiovascular al momento de deteriorar en grande escala la salud de las arterias.

¿Alguien necesita calcio?
Se nos dice que necesitamos el calcio de la leche para lograr tener huesos fuertes y evitar enfermedades como la osteoporosis. Nada podría estar más alejado de la verdad. El experto en la materia Robert Cohen, escritor del controversial libro “Leche, el veneno letal (Milk the deadly poison), nos dice que las 4 naciones con mayor consumo de lácteos, las cuales resultan ser Dinamarca, Noruega, Holanda y Suecia, son las 4 naciones con mayores índices de osteoporosis y de cáncer de mama. Sin comentarios….

¿Sabes como tratan a las vacas en la actualidad?
Probablemente ya sea mucha información, sin embargo, es necesario que sepas como tratan a nuestras pobres vacas hoy en día. Si acaso crees que las vacas son felices como nos dicen y que estas gozan de un buen espacio para caminar y andar estirando sus músculos, entonces piénsalo otra vez. Las vacas de hoy en día viven en espacios confinados, comen alimentos altamente alterados y genéticamente manipulados y algunas de ellas nunca llegan a pisar terreno exterior o llegar a probar alguna vez algún pedazo fresco de pastura.

El autor del artículo es nutriólogo holístico

Banner
Usted esta aqui: Salud Alternativa » Leche de vaca, veneno letal